Exhuman restos de médico José Gregorio Hernández, previo a su beatificación.

IMG
MUNDO LOCO - 27 de Octubre de 2020

La Iglesia católica en Caracas ofició una ceremonia a puerta cerrada por el COVID-19, para retirar osamenta del galeno venerado en Venezuela como "santo".


La devoción por el “médico de los pobres” une a millones de creyentes. Nacido en la pequeña población de Isnotú (estado Trujillo, occidente) el 26 de octubre de 1864, Hernández, según la tradición, atendió gratuitamente a centenares de pacientes durante la epidemia de gripe española a principios del siglo XX.

 

A los 156 años de su nacimiento, la exhumación es un requisito previo a la beatificación para verificar la condición de los restos, garantizar su conservación y recoger las reliquias que serán destinadas a distintos templos en Venezuela y el Vaticano, explicó en una nota de prensa la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV).

 

La beatificación fue aprobada el pasado 19 de junio, luego que una comisión teológica integrada por siete expertos concluyera -el 27 de abril- que un milagro de Hernández salvó la vida de la niña Yaxury Solórzano, gravemente herida durante un asalto a sus padres, en marzo de 2017, cuando tenía 10 años.

 

El médico, fallece el 29 de junio de 1919 en Caracas tras ser atropellado por un auto a los 54 años.

 

 


Deje un Comentario

Su dirección de correo no será publicada.





Te puede interesar